fbpx

Cinco claves para negociar con éxito con hispano parlantes

Inicio / Negociación / Cinco claves para negociar con éxito con hispano parlantes

Cinco claves para negociar con éxito con hispano parlantes

El verano pasado recibí la visita de Marvin Toledo, un latinoamericano residente en Estados Unidos. Me comentó con asombró que ocasionalmente recibió indicaciones sobre el vocabulario que debía usar en Madrid.

En el hotel Marvin advirtió la sorpresa del recepcionista cuando le solicitó una «sombrilla» para la lluvia: se dice «paraguas», – dijo el empleado.

No nos debe extrañar que los usos del español son diferentes según el país y la región en la que vivimos. En la actualidad, el español -después del chino- es la segunda lengua más hablada en todo el mundo. El Instituto Cervantes, apunta que hay 572 millones de personas hispano – parlantes.

El español de España y Latinoamérica es diferente: igual que el español que se habla en las regiones de España y el que se habla en cada uno de los países latinoamericanos.

En el territorio español, los acentos más conocidos son el español castellano, – Castilla y León y Castilla La Mancha-; el vasco, el catalán; el español andaluz con distintas acentuaciones según se trate de Sevilla, Jaén, Málaga, Almería o Huelva; el español extremeño -con singularidades tonales como el de Cáceres y Badajoz- o el español canario, propio de las Islas Canarias.

Los acentos latinoamericanos más conocidos en el extranjero son el mexicano y el argentino. Es mucho más difícil distinguir el español que se habla en los países andinos como el de Bolivia y Paraguay o el acento de los países centroamericanos. En general, en los países latinoamericanos hay mucha influencia del inglés debido a la cercanía con Estados Unidos, con una mixtura de muchas palabras provenientes de las lenguas indígenas que se han ido incorporando al castellano – español.

Pensamos que el español de nuestro país o región es mejor

Existe la falacia de que hay un español con acento neutro. En España, los castellanos piensan que hablan el mejor español del mundo y en Latinoamérica, los colombianos se atribuyen esa cualidad. Lo cierto es que todos tenemos un acento, un vocabulario y una manera de hablar que nos hace únicos.

En un avión que se trasladaba desde New York a Houston, me acompañaban un padre y su hijo andaluz. En el momento en que el capitán de la tripulación -con un acento de un país latinoamericano- anunció que teníamos cierto retraso, el padre con cierta socarronería, comentó: «Y con ese acento… ¿sabrá cómo se levanta este aparato del suelo?», – su hijo soltó una sonrisa con reverencial complicidad.

El acento de las películas en otros idiomas dobladas al español influyen mucho en nuestra percepción. Los latinos se alarman cuando las películas son dobladas en España, en parte por el acento pero sobre todo porque el vocabulario que utilizan es excesivamente local. Lo mismo sucede a la inversa con las películas dobladas con acento venezolano, mexicano o de Puerto Rico. De ahí, que los canales de películas de youtube adviertan si la película está doblada en castellano o en latino.

En definitiva, los españoles se sienten afectados cuando ven películas dobladas con un acento diferente. Recuerdo que en una ocasión, le recomendé a un cliente un audio sobre una cuestión de su interés y me comentó que solo había podido escuchar cinco minutos debido al acento latinoamericano.

Las cinco claves para negociar con éxito con hispano parlantes

Si negocias con latinoamericanos, españoles o personas que hablan español como segunda lengua, te recomiendo los siguientes puntos:

1. Abandona tu perspectiva etnocéntrica. Se consciente de que el idioma no es estático y que está en constante cambio. En la actualidad, la Real Academia Española de la Lengua está aceptando palabras que debido a su uso constante han pasado a formar parte de lo cotidiano.

2. Aclara los términos sólo cuando sea necesario. En el ejemplo que te cité arriba, no era necesario corregir al empresario dado que se entiende perfectamente el contexto en que una «sombrilla» se solicita cuando hace un día de lluvia plomizo.

3. Haz uso del español internacional. Utiliza palabras que se entiendan en todas partes. Por ejemplo, en lugar de decir «caña» o «birra», di cerveza, esta palabra se entiende en todos los países en que se habla español.

4. Ten en cuenta que no existe un idioma puro. Todos los idiomas contienen dialectos y raíces de otras lenguas. Hoy en día, los idiomas están cambiando con más velocidad debido al mayor contacto que tenemos con personas de diferentes culturas.

5. Practica la aceptación. Si trabajas en un ámbito internacional tendrás mayores beneficios personales y económicos si practicas la aceptación. Tratar de hacer las cosas de una sola manera te quitará energía y producirá rechazo en tus interlocutores.

«Si entiendes lo que te dicen, no importa cómo te lo dicen. Llegar a un acuerdo que beneficie a las diferentes partes negociadoras es tu meta».

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching Transcultural

ACERCA DE LA AUTORA

MERCEDES VALLADARES PINEDA, trabaja en Madrid de forma presencial. Y, a través de plataformas on line, a nivel internacional. Facilita procesos de coaching personal, de negocios y formación a medida a empresas y «one to one» a individuos. Utiliza la psicología y la cultura como dos herramientas que se retroalimentan mutuamente. Por ello, actúa como facilitadora de integración a las personas que quieren adaptarse a otra cultura en tiempo récord para sacar el mejor rendimiento económico y personal durante su estancia en otra cultura. Asimismo, ayuda a parejas mixtas a superar barreras culturales que producen malos entendidos. Ha creado su propio modelo de trabajo inspirado en la Psicología Humanista y el respeto a los Derechos Humanos. Trabaja con expatriados, cooperantes internacionales, ONG, escuelas de negocios y universidades, diplomáticos, cónyuges de diplomáticos y familias de expatriados que necesitan orientación en una nueva cultura.

WhatsApp chat