fbpx

Cómo ser asertivo contigo mismo/a

Inicio / Mercedes Valladares / Cómo ser asertivo contigo mismo/a

En las encuestas a mis clientes sobre cómo realizar mis próximas formaciones nunca falta esta petición: “cómo ser asertivo/a”.

Lo que ocurre es que no sirve de nada apuntarse a cursos de asertividad si no muestras un talante asertivo contigo mismo. La clave para ser asertivo con los demás es empezar por uno mismo, ya que si para conocer a los demás tienes que conocerte a ti mismo, para ser asertivo con los demás, tienes que ser asertivo contigo mismo.

La asertividad es muchas cosas: es saber decir que si, es saber decir que no, es expresar tus sentimientos, es defender tus derechos, es utilizar un lenguaje apropiado, en definitiva, es estar en el punto medio entre la pasividad y la agresividad.

A continuación, te haré una serie de preguntas para que sepas si te estás tratando de forma asertiva. Imagínate que estás teletrabajando en tu casa y que tus comportamientos solo dependen de ti. ¡No tienes ninguna influencia externa!

·      ¿Cuántas veces coges el teléfono y atiendes llamadas que no tienen foco y se salen de tu control?

·      ¿Cuántas veces te distraes y realizas tareas que son más agradables pero que no tienen que ver con lo que estás realizando?

·      ¿Cuántas veces revisas las redes sociales?

·      ¿Dejas que el tiempo pase y no tomas decisiones?

·      ¿En determinados momentos te desesperas y tienes un comportamiento agresivo contigo mismo/a, como por ejemplo, utilizar un diálogo interno en tu contra?

Si has contestado que “SI” a algunas de las preguntas no estás siendo asertivo/a contigo mismo. ¡Es hora de que empieces a cambiar algunos hábitos que te harán sentir mejor y te alejaran de la culpa!

Si empiezas a ser asertivo contigo mismo/a de forma automática tu entorno cambiará contigo.

Pasos para ser autoasertivo/a

1.    Escribe las situaciones que te gustaría cambiar. Por ejemplo, no revisar las redes sociales mientras trabajas.

2.    Haz un cálculo del tiempo que te ahorrarás siendo asertivo. Ejemplo, si no reviso las redes sociales ahorro dos horas por la mañana y termino antes mi proyecto.

3.    Haz un cálculo de las emociones negativas que te ahorrarás. Ejemplo, si no reviso las redes sociales, y termino mi proyecto antes, no tendré un diálogo agresivo hacia mi mismo. Ejemplo: “soy una piltrafa” “soy un fraude”, “no valgo para nada”.

4.    Utiliza un anclaje para eliminar los comportamientos poco asertivos. Ejemplo, cuando te den ganas de realizar tareas placenteras mientras trabajas, conecta con la emoción negativa y el diálogo interno dañino que tendrás si no te pones en marcha.

¿Por qué ser autoasertivo te ayuda a ser más asertivo con los demás?

1.    Porque experimentas en primera persona los beneficios de la asertividad.

2.    Porque la práctica hace al maestro.

3.    Porque las demás personas notan cambios en ti y te empiezan a tratar de forma diferente.

¿Qué vas a hacer hoy para tener comportamientos auto – asertivos?

Mercedes Valladares Pineda

Psicóloga Experta en Coaching TransCultural

WhatsApp chat