fbpx

Cómo vencer el miedo a lo desconocido

Inicio / Cultura española y latinoamericana / Cómo vencer el miedo a lo desconocido

El miedo a lo desconocido se ha convertido en un término coloquial que ha llamado la atención de investigadores de diferentes áreas de las ciencias sociales, como psicólogos, antropólogos, sociólogos y en general, de los estudiosos del comportamiento humano.

El antropólogo y psicólogo social Geert Hofstede lo incluye como una de las dimensiones culturales que definen a distintas sociedades y lo llama rechazo a la incertidumbre.

Para Hofstede el rechazo a la incertidumbre o el miedo a lo desconocido indica hasta qué grado una cultura programa a sus miembros a sentirse cómodos o incómodos en situaciones no estructuradas, novedosas, sorprendentes, desconocidas o fuera de lo común.

Las culturas que evitan lo desconocido tratan de minimizar la posibilidad de que se produzcan situaciones inesperadas por medio de leyes, reglas estrictas y medidas para vivir en un entorno seguro y estructurado. En cambio, las culturas que aceptan la incertidumbre, son más tolerantes por ejemplo, hacia las opiniones que son diferentes de las habituales; y tienen menos número reglas que les permiten abordar los cambios con más flexibilidad.

España es un país con una alta puntuación al miedo a lo desconocido, tolerancia hacia la incertidumbre o ambigüedad. En un continuum que va de menor a mayor escala, donde 1 es la puntuación más baja y 100 es la puntuación más alta. Según Hofstede, España tiene una puntuación de 86.

En España hay reglas para todo, los cambios, la ambigüedad y las situaciones desconocidas causan estrés. Al mismo tiempo, se evitan las reglas y las leyes que hacen la vida más compleja y a menudo se evitan las confrontaciones porque estas escalan a nivel personal.

En la vida cotidiana, podemos citar como ejemplo que en España, hasta hace poco tiempo, las parejas antes de casarse ahorraban para comprar un piso y estar seguros de que tendrían un lugar donde vivir. Se podría decir que una de las prioridades de los españoles, es tener una vivienda propia, todo lo contrario que los alemanes quienes prefieren vivir de alquiler.

En el ámbito laboral, antes de cerrar un acuerdo este se revisa exhaustivamente de manera que no quede ni un cabo suelto.

En algunas encuestas sobre las preferencias laborales de los jóvenes españoles se ha encontrado que estos deseaban ser funcionarios para tener la certeza de que tendrían un trabajo el resto de su vida.

En la actualidad la economía mundial que ha afectado a todos los países, ha hecho que nuestra mentalidad se vaya transformando y que estemos más orientados al cambio, de lo contrario es muy difícil sobrevivir en un entorno en el que nada permanece estable.

Si eres una persona con miedo a vencer lo desconocido o que rechazas la incertidumbre, te recuerdo los siguientes consejos que ya conoces pero que a veces se te olvidan:

Aprende estrategias para tomar decisiones. Cuando se presentan situaciones inesperadas o desconocidas, “reaccionas” con tus emociones y no te paras a pensar lo que realmente está pasando. No te estoy hablando de estrategias sofisticadas de toma de decisiones, a veces basta con coger una hoja de papel y anotar lo que nos está pasando. El hecho de sacar esa información de tu cabeza, te clarifica las cosas.

Enfócate en las soluciones, en lugar de los problemas. Los problemas ya los conoces y si bien es cierto que para resolverlos en ocasiones es necesario saber la causa, en otros casos, no tienes que desmenuzarlos hasta el más mínimo detalle para solucionarlos. ¿Qué pasaría si constantemente estuvieras buscando soluciones a tus problemas? ¿Qué tal una noche de insomnio pensando solo en soluciones?

Piensa de forma positiva. En el siglo XXI esta frase se ha convertido en el slogan de los gurús del desarrollo personal e incluso se ha banalizado un poco. Sin embargo, tiene más profundidad de la que imaginas. Los beneficios del pensamiento positivo se han estudiado desde siempre, la diferencia es que ahora hay más estudios científicos que confirman sus efectos positivos. ¿Recuerdas los libros de Norman Vicent Peale y Og Mandino a mediados del siglo XX? Pensar de forma positiva, genera sustancias positivas como las endorfinas.

No te anticipes a los resultados. Pensar de forma negativa, hace que tu organismo segregue una serie de sustancias como el cortisol que dispara más tu estrés. ¿Cuántas veces has pensado en resultados que nunca han ocurrido? ¿Cuánto has sufrido imaginando situaciones que nunca te han pasado?

Acepta que no puedes controlarlo todo. No importa cuantas reglas tenga una sociedad para disminuir acontecimientos desconocidos, siempre va a existir algo que está fuera de nuestro control: cambios climáticos, ataques terroristas o cambios políticos pueden cambiar el sentido de nuestra vida. Realmente, lo único que podemos controlar son nuestras reacciones ante las situaciones que se nos presentan.

Prepárate para resultados desconocidos. Si te preparas para tener resultados distintos a los esperados y no te apegas a lo que tu quieres que ocurra, tendrás más posibilidades de elaborar un plan alternativo y de ponerte en marcha más rápidamente. Piensa que un resultado distinto es solo un aprendizaje que probablemente te ayudará a tomar mejores decisiones en el futuro.

Para abordar los cambios, las sociedades actuales necesitan adquirir estrategias sencillas como las que te he mencionado anteriormente. Es imprescindible promover un cambio cultural en la manera de abordar los acontecimientos desconocidos.

¡Cuánto mayor preparación tengamos para enfrentarnos a los cambios tendremos sociedades más sanas y productivas!

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching Transcultural

ACERCA DE LA AUTORA

MERCEDES VALLADARES PINEDA, trabaja en Madrid de forma presencial. Y, a través de plataformas on line, a nivel internacional. Facilita procesos de coaching personal, de negocios y formación a medida a empresas y «one to one» a individuos. Utiliza la psicología y la cultura como dos herramientas que se retroalimentan mutuamente. Por ello, actúa como facilitadora de integración a las personas que quieren adaptarse a otra cultura en tiempo récord para sacar el mejor rendimiento económico y personal durante su estancia en otra cultura. Asimismo, ayuda a parejas mixtas a superar barreras culturales que producen malos entendidos. Ha creado su propio modelo de trabajo inspirado en la Psicología Humanista y el respeto a los Derechos Humanos. Trabaja con expatriados, cooperantes internacionales, ONG, escuelas de negocios y universidades, diplomáticos, cónyuges de diplomáticos y familias de expatriados que necesitan orientación en una nueva cultura.

WhatsApp chat