fbpx

¡Llevo cinco años en España y no hablo español!

Inicio / Diversidad / ¡Llevo cinco años en España y no hablo español!

¡Llevo cinco años en España y no hablo español!

Estoy segura de que la frase que da título a este artículo no te ha sorprendido, sobre todo si te mueves en entornos internacionales en los que la lengua predominante es el inglés.

Pues sí, es algo que pasa con mucha más frecuencia de lo que pensamos. Hace un par de semanas tuve ocasión de reunirme con un ciudadano australiano que reside en Madrid y se encuentra en esta situación. «Llevo cinco años en España y no hablo español», -me dijo- con un tono bastante compungido.

Vino a hacer turismo, se enamoró de una catalana que habla inglés y como salida profesional encontró trabajo en una academia de inglés. En su entorno laboral y social se comunica en esa lengua.

Es natural que en un principio los angloparlantes le den más prioridad al cumplimiento de sus objetivos laborales que al aprendizaje de la lengua local. «El problema es que el tiempo no pide permiso para pasar».

Si estos extranjeros se descuidan, sobreviven como turistas y utilizan un vocabulario limitado que les permite solamente realizar actividades básicas como hacer la compra, moverse en el transporte público y pedir en los restaurantes.

En la mayoría de los países y ciudades, el porcentaje de personas que hablan inglés es lo suficientemente grande porque existen grupos de expatriados, de diplomáticos y comunidades religiosas que impiden que algunos extranjeros se integren en una nueva sociedad.

Lo cierto es que para aprender el idioma nativo de la sociedad en la que residen los expatriados y sobre todo los profesores de inglés -que están obligados a hablar su lengua la mayor parte del día- hace falta mucha fuerza de voluntad.

A continuación te damos cinco consejos para aprender el idioma nativo de la sociedad en la que resides:

1. Comparte piso con hispano parlantes que no hablen inglés. Procura revertir la situación y en lugar de que tus compañeros de piso aprendan inglés, proponte hablar español la mayor parte del tiempo.

2. Apúntate a una academia para aprender español. Necesitas una estructura académica que te obligue a cumplir un horario, realizar deberes y la supervisión adecuada de un profesional. Tienes la oportunidad de aprender la parte histórica de un país y entender las costumbres y comportamientos de sus habitantes.

3. Realiza actividades de ocio con nativos. Procura apuntarte a actividades en las que no hayan extranjeros. Es difícil pero no imposible.

4. Trabaja como voluntario en una ONG, institución deportiva, u otra organización que te guste. Si te sientes involucrado emocionalmente en una actividad, es más probable que incorpores un nuevo idioma en tu vida.

5. Habla seriamente con tus amigos angloparlantes que hablan español. Explícales con sincerad tu necesidad de aprender el idioma de la ciudad en la que vives.

No aprender el idioma del país en el que residimos es mucho más grave de lo que imaginamos porque nos perdemos experiencias muy positivas.

Algunos estudios apuntan que cuando aprendemos un nuevo idioma se producen una serie de cambios en nuestra personalidad. Las personas políglotas afirman que, son más tímidos o más extrovertidos dependiendo de la lengua en la que se expresan.

Además, no solamente pensamos de forma diferente, sino que también experimentamos sentimientos novedosos. En castellano, expresamos el amor de muchas maneras. Hay una poderosa distinción entre decir: «te aprecio», «te quiero» o «te amo».

Al finalizar mi reunión con el ciudadano australiano, le pregunté: ¿Qué es lo más importante para que un angloparlante aprenda otra lengua? Su respuesta fue: motivación intrínseca.

Después de 5 años en España, el deseo de montar una empresa, ha motivado a mi amigo a aprender español. ¡Estoy segura de que esta vez lo va a conseguir!

RECUERDA QUE: La lengua está impregnada de cultura y la cultura está impregnada de nuestra lengua.

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching Transcultural

WhatsApp chat