fbpx

¿Me das feedback?

Nuestro idioma se está inundando de términos en inglés. Uno muy utilizado es la palabra feedback. En castellano tiene varias acepciones, la más utilizada es retroalimentación pero también se pueden emplear muchas otras como reacción, comentario, sugerencia, opinión, sensación, retorno o respuesta.

Incorporamos palabras en inglés porque aunque no hablemos este idioma nos da un aire de sofisticación. El feedback es un método que se ha venido utilizando en los países occidentales desde hace años y por eso, se mantiene en la lengua en que surgió.

Antes, el término feedback se utilizaba en distintas disciplinas científico – técnicas. En la actualidad su uso se ha extendido a diversos ámbitos como el laboral.

Su objetivo es transmitir información sobre nuestro rendimiento en el trabajo. La información que damos o recibimos de otra persona contribuye a la mejora de nuestro desempeño. Según la empresa Jobtalent, es una información de ida y vuelta, también llamada información de retorno.

El feedback se da en dos sentidos:

Feedback positivo. Cuando se comunica a un empleado que se está desempeñando adecuadamente. La intención del mismo es mantener el comportamiento que se está produciendo.

Feedback negativo. Cuando se comunica a un empleado que su trabajo no está produciendo los resultados esperados. La intención del mismo es producir una modificación de los comportamientos, actitudes o estrategias que no están funcionando.

El entorno globalizado en el que vivimos nos obliga a tener presente las diferencias interculturales al momento de dar feedback.

En muchas empresas españolas hay trabajadores de diversas nacionalidades que ocupan puestos técnicos o directivos. Por lo tanto, lo que funciona en España puede ser percibido de forma diferente en otros países.

En general en los países europeos, los españoles son percibidos como personas poco directas cuando dan feedback. Esto se debe a que en España, importan mucho las apariencias y la reputación. Por ello, para no herir a las personas se evaden los feedbacks negativos.

Esta situación es más evidente, en organizaciones orientadas a las personas como las ONG en las que los jefes son más paternalistas.

En el mundo empresarial esta herramienta se aplica más, siendo la más conocida el feedback 360º que se usa en Estados Unidos desde hace más de una década.

En España las herramientas de feedback funcionan mejor cuando se realizan de forma anónima ya que, los empleados necesitan estar seguros de que su jefe no va a percibir las sugerencias que le hacen como si fueran un ataque.

Los españoles siguen teniendo una cultura laboral jerárquica. En este sentido, si los empleados interpretan el respeto hacia sus jefes como un sinónimo de obediencia no existe la posibilidad de hacerles sugerencias y estos pierden la oportunidad de mejorar.

No dar feedack negativos genera algunas confusiones en los empleados extranjeros. Por ejemplo, si un trabajador se siente incómodo, no manifiesta directamente su malestar a la persona que lo ocasiona. Por el contrario, lo comenta con otros compañeros de confianza o bien, con sus amigos o su familia.

En otras culturas, esto puede interpretarse como “cotilleo” ya que todas las personas de un entorno laboral se enteran de un conflicto sin que la otra parte implicada tenga idea de lo que está ocurriendo.

La ausencia de feedback es muy común en las entrevistas de trabajo en España. Una práctica general es que los técnicos de los departamentos de selección de las empresas no comuniquen a los candidatos las razones por las que han sido descartados y estos, no tienen la posibilidad de mejorar los errores cometidos.

Una conocida llamó por teléfono a una empresa para preguntar por el estado de su candidatura, y la responsable de selección le dijo que la vacante ya había sido ocupada. Días después, la oferta de trabajo volvió a publicarse en varios portales de empleo.

Según un artículo del BBVA: ¿Por qué no funciona correctamente el feedback en la empresa? afirma que en España si se destaca lo que no se ha logrado puede desmotivar a los empleados. Esta es la razón por la que hay tantos artículos escritos sobre cómo, para qué, dónde, cuándo y por qué dar un feedback.

Cómo se da el feedback en otros países

Los alemanes, estadounidenses y holandeses dan feedbacks muy directos cuando un empleado no está alcanzando los objetivos esperados.

En Alemania al igual que en otros países de Europa Occidental, no se da feedback positivo excepto en las ocasiones en que un empleado produce resultados extraodinarios. En estos países se piensa que un empleado está recibiendo un salario para desempeñarse adecuadamente.

Las culturas asiáticas y latinoamericanas son más parecidas a la española, en el sentido de que cuando se da feedback negativo, se deben buscar las palabras adecuadas para no ofender a otras personas.

Por ejemplo, en India, no se puede dar un feedback negativo a un empleado delante de un grupo porque se considera de mala educación.

En Estados Unidos, se tiene mucho cuidado cuando se da feedback positivo a los hispanos ya que estos tienden asociar este tipo de feedback como una estrategia de motivación o como el indicador de un aumento de sueldo.

Un latinoamericano que trabajaba en una ONG española no sabía si se estaba desempeñando bien hasta el momento en que los usuarios a los que atendía expresaron su satisfacción por el trato profesional que él les brindaba.

Cuando su jefe tuvo conocimiento de esta situación, lo felicitó. Si esta persona no hubiese tenido un feedback positivo probablemente se hubiese sentido desmotivado.

Algunas ideas para dar feedback en entornos internacionales

  • Aprende sobre la cultura de tus compañeros de trabajo.Tendemos a pensar que nuestra forma de actuar es universal o que es la forma correcta de hacer las cosas y nos olvidamos que en otras culturas las cosas se hacen diferente.
  • Busca un coach o formador intercultural. Te ayudará a entender las diferencias culturales y adaptarte de forma más rápida a otros estilos de comunicación.
  • Conviértete en un camaleón. Siempre y cuando no pierdas tus valores, cuando estés trabajando con personas de otras culturas haz una mezcla de comportamientos que favorezcan tu rendimiento personal.

En España no es una práctica común pedir un feedback directo a un jefe. No obstante, si un empleado toma la iniciativa y lo hace, es percibido de forma positiva ya que muestra interés y deseos por destacar en su trabajo.

La mejor manera de dar un feedback negativo a un empleado en España, es hacerlo de forma privada. De lo contrario, este se puede sentir avergonzado y como consecuencia, se pueden producir problemas en las relaciones interpersonales con su entorno.

En definitiva, tienes que aprender diferentes maneras de dar y recibir feedback cuando trabajas en entornos internacionales.

RECUERDA QUE: Si provienes de una cultura con un estilo de comunicación indirecto, no debes tomar como un asunto personal un feedback relacionado con algún cambio que tienes que implementar para mejorar tu desempeño laboral.

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching Transcultural

ACERCA DE LA AUTORA

MERCEDES VALLADARES PINEDA, trabaja en Madrid de forma presencial. Y, a través de plataformas on line, a nivel internacional. Facilita procesos de coaching personal, de negocios y formación a medida a empresas y «one to one» a individuos. Utiliza la psicología y la cultura como dos herramientas que se retroalimentan mutuamente. Por ello, actúa como facilitadora de integración a las personas que quieren adaptarse a otra cultura en tiempo récord para sacar el mejor rendimiento económico y personal durante su estancia en otra cultura. Asimismo, ayuda a parejas mixtas a superar barreras culturales que producen malos entendidos. Ha creado su propio modelo de trabajo inspirado en la Psicología Humanista y el respeto a los Derechos Humanos. Trabaja con expatriados, cooperantes internacionales, ONG, escuelas de negocios y universidades, diplomáticos, cónyuges de diplomáticos y familias de expatriados que necesitan orientación en una nueva cultura.

WhatsApp chat