fbpx

¿Por qué cambias cuando viajas?

Inicio / Psicología y Cultura / ¿Por qué cambias cuando viajas?

¿Por qué cambias cuando viajas?

Piensa en una persona que se haya marchado de tu país durante una temporada. Algunos de tus conocidos regresan con pocos cambios y otros, ¡casi irreconocibles!.

A veces las transformaciones que sufren nuestros amigos son tan sorprendentes que durante algunos minutos dudamos si estamos tratando con una persona distinta a la que conocíamos.

Una clienta me comentó que se comporta de manera inusual o atípica cuando está en el extranjero. Con una sonrisa pícara apuntaba: “Me maquillo en las tiendas de cosméticos sin miedo a que me recriminen porque sé que nunca volveré a ver a los empleados de ese lugar”. Y agregaba: “Nadie puede decir, allí viene esa pesada a maquillarse otra vez”.

En otros casos, puedes llegar a sentirte inhibido y las cosas más sencillas se te complican. Otro cliente me explicó que el desconocimiento de las normas de etiqueta en una nueva sociedad le ocasiona una sensación de desconcierto: “Un día me dio vergüenza preguntar al camarero de un restaurante y pedí un plato conocido para no meter la pata”.

¡Cuando viajas te sorprendes de algunos cambios que se producen dentro ti!.

Cambiamos cuando viajamos debido a múltiples razones. A continuación te menciono las que me parecen más relevantes:

1. Porque realizas nuevas actividades y por consiguiente, en tu cerebro se producen nuevas conexiones neuronales que te hacen “cognitivamente flexible”. Es decir que, ante nuevas situaciones tienes que ensayar nuevas soluciones y tu forma de pensar se vuelve maleable como la plastilina.

2. Porque te encuentras en un estado de expansión. Si estás de vacaciones puedes sentir que ya no eres la misma persona; te desprendes de tu yo cotidiano y trasciendes de tu ego. Tu autoimagen y las cosas a las que les das importancia en tu vida diaria ya no representan una carga para ti.

3. Porque los valores de tu cultura te condicionan para comportarte de determinada manera. Por lo general, en tu hábitat te reprimes por miedo a que te rechacen, a que ciertas conductas inadecuadas en tu cultura te conviertan en el “raro” de tu empresa, o a que te consideren una persona que se sale de la norma.

4. Porque tienes que tomar decisiones en un tiempo récord. En un entorno desconocido los imprevistos se convierten en los protagonistas de tu vida. En cambio, en tu cotidianidad sabes la secuencia de los acontecimientos que vienen. Por ejemplo, si pierdes un avión tienes que elegir en cuestión de segundos entre coger el vuelo más caro e inmediato o esperar unas horas para coger otro más económico. Me comentaba una clienta que en los aeropuertos compra con más agilidad porque sabe que su vuelo parte a una determinada hora. Mientras que, en su ciudad natal puede tomarse todo el tiempo para pensar y en muchas ocasiones posterga sus decisiones.

5. Porque te importa tu prestigio y tu reputación. Aunque digas que no le das importancia a lo que piensen los demás sobre ti, tus comportamientos dicen todo lo contrario. No te olvides de que la aprobación de las personas de tu entorno te refuerzan para repetir o eliminar determinadas conductas. ¡Cuando nadie te conoce te sientes libre para actuar!.

Algunas conclusiones:

1. La comprensión que puedas tener sobre porqué una persona regresa igual o diferente después de pasar un tiempo en el extranjero dependerá de tus propias experiencias personales. Si has viajado o vivido fuera, tendrás mayores posibilidades de entender las razones que nos hacen cambiar cuando viajamos. Un amigo decía que se podía viajar a través de los libros y en el momento en que salió por primera vez de su país su perspectiva cambió de forma radical.

2. En cualquiera de los dos casos, en un estado de desinhibición o de inhibición, la inmersión temporal en otra cultura abre tu mente, dispara tu imaginación y te vuelve más creativo. En un estado de inhibición creas nuevas formas para pasar desapercibido y no llamar la atención. Si te desinhibes es posible que salga tu otro yo, ese yo que todos queremos conocer.

3. Si reflexionas, te das cuenta que repites o contradices los condicionamientos que has recibido en tu entorno habitual y te comportas, bien para seguir las normas que has aprendido, o para transgredir los estándares que son inaceptables en tu cultura.

4. En definitiva, aprender otras maneras de pensar, sentir, hacer y vivir hará que cada día seas mejor persona.

Y ahora que en España el verano está a punto de terminar y tienes que reincorporarte a tu trabajo, te preguntarás: ¿y qué hago cuando regrese a mi cotidianidad?

Aunque pienses que sigues siendo el mismo de antes, en el instante menos esperado descubrirás que estás haciendo algo diferente puesto que siempre que viajas algo cambia dentro de ti.

Recuerda que:

“Desconoces de lo que eres capaz de hacer hasta el momento en que te enfrentas a una situación totalmente desconocida”.

Mercedes Valladares Pineda

Psicóloga Experta en Coaching Transcultural

ACERCA DE LA AUTORA

MERCEDES VALLADARES PINEDA, trabaja en Madrid de forma presencial. Y, a través de plataformas on line, a nivel internacional. Facilita procesos de coaching personal, de negocios y formación a medida a empresas y «one to one» a individuos. Utiliza la psicología y la cultura como dos herramientas que se retroalimentan mutuamente. Por ello, actúa como facilitadora de integración a las personas que quieren adaptarse a otra cultura en tiempo récord para sacar el mejor rendimiento económico y personal durante su estancia en otra cultura. Asimismo, ayuda a parejas mixtas a superar barreras culturales que producen malos entendidos. Ha creado su propio modelo de trabajo inspirado en la Psicología Humanista y el respeto a los Derechos Humanos. Trabaja con expatriados, cooperantes internacionales, ONG, escuelas de negocios y universidades, diplomáticos, cónyuges de diplomáticos y familias de expatriados que necesitan orientación en una nueva cultura.

WhatsApp chat